La planeación es clave cuando se trata de la construcción de un inmueble. Aspectos como estética, funcionalidad, durabilidad y costo juegan un papel importante cuando llega el momento de elegir los materiales con que se va a trabajar.

Por supuesto, en una construcción no puede faltar un techo, es una parte muy importante debido a que de ello dependerá el buen estado en que se conserve el interior con la acción del clima y el paso e los años.

Hoy te vamos a dar 6 razones para elegir un techo de lámina galvanizada:

 

1- Es barato

Instalar un techo de lámina galvanizada es por mucho más barato que uno de concreto, madera o cualquier material existente. Se requiere de poco personal para llevarlo a cabo e implica ahorros en mano de obra. Además, su mantenimiento es mínimo, ya que al ser un sistema de ensamblaje que recubre un área específica es posible evitar la aparición de grietas o la infiltración de agua como sucede con los techos tradicionales, y es fácil sustituir una pieza individualmente.

 

2- Resiste al clima

Este tipo de material es altamente resistente a las inclemencias del tiempo, como la corrosión por humedad del ambiente, deterioro por sol directo.

Pruebas de las que otro tipo de materiales no salen bien librados con el paso de los años.

 

3- Se mantiene limpio

La instalación del techo de lámina galvanizada suele presentar una mayor o menor inclinación, la cual, además de ayudar a regular la cantidad de luz que entra a la construcción o zona techada, permite mantener una limpieza impecable, pues así se evita la acumulación de basura o agua a largo plazo.

 

4- Es más Ligero

Los techos de lámina son un material mucho más ligero en comparación con un techo construido con tejas, madera o concreto. Tienen un peso aproximado de 40 kilogramos por cada metro cuadrado, otros materiales pueden llegar a pesar hasta 400 kg.

Este factor hace que instalar un techo de lámina galvanizada requiera de una menor inversión en la estructura de soporte.

 

5- Duran mucho

Algunos materiales de lámina metálica como el zinc o el aluminio, el acero inoxidable o el cobre, pueden durar hasta 100 años si se les da el adecuado mantenimiento.

 

6- Es ecológico

La lámina es un material fácilmente reciclable, por lo que su ecología es un factor importante para preservar el planeta.

Cuando se instala en lugares de clima frio, este tipo de techo ayuda al ahorro de energía, debido a que es un buen conductor térmico y se puede prescindir de calefacción.
Imagina cómo podrías aprovechar todas las ventajas que tiene el techo de lámina galvanizada. Si necesitas un presupuesto no dudes en Contactarnos.